SALON DE OTOÑO DE PINTURA 2019

.

.

 

Cartel del XXI salon de otoño Ateneo Valencia 2019

 

Durante el mes de Febrero de 2019, se desarrolló la presentación y exposición de las obras finalistas del XLIX Salón de otoño de Pintura. Este premio esta organizado por la prestigiosa institución del Ateneo de Valencia.

 

La obra «All limits» del Valenciano Vicente Gómez Pérez, fue finalmente seleccionada entre más de doscientas propuestas de diferentes artistas.

 

 

 

La obra vencedora del certamen fué finalmente la pieza «kunzita» de la artista Sevillana Alba Cortes. La ganadora es licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, donde actualmente desarrolla su tesis doctoral.

 

 

Además de este certamen, Alba Cortés se ha clasificado como finalista en premios como el 38 Certamen de Artes Plásticas Ciudad de Utrera (2017) o el 15 Crea Sevilla (2016) . Además ha sido premiada en certámenes como Alfonso Grosso, en 2016.

 

 

Algunos de sus trabajos han pasado por la Fundación Schlotter de Alicante, el espacio Santa Clara de Morón de la Frontera, el espacio Turina o la Facultad de Bellas Artes de Sevilla.

.

 

Alba Cortés también tiene obras en los fondos del Museo de Santa Clara, en Zafra; la asociación Cultural Ocio Creativo; la fundación Caixaltea o la Universidad Miguel Hernández de Elche, entre otras instituciones.

 

 

EL ATENEO DE VALENCIA Y SU SALON DE OTOÑO DE PINTURA

 

El Salón de Otoño de Pintura del Ateneo se organiza desde 1955 (a excepción de los años 1983 y 1997). Es un certamen dirigido a jóvenes artistas de hasta 45 años, dotado con un premio en metálico de 6.000 euros.

 

A mediados de la década de los cincuenta del pasado siglo, en un momento económico y social crítico para el país, la Junta Directiva del Ateneo Mercantil de Valencia apostó por celebrar un concurso de pintura para dar a conocer a jóvenes valores y promover esta disciplina artística. Nacía, de esta forma, el Salón de Otoño, certamen que sirvió, además, para engordar una pinacoteca que ya presumía de tener obras de importantes artistas valencianos de otras épocas.

 

En los sesenta se alcanzaría el apogeo del Salón de Otoño. Sin embargo, a principio de los ochenta, en otro momento económico y político convulso, el certamen se suspendió indefinidamente.

 

Por suerte, la institución superó sus problemas financieros y sociales y en 1998, quince años después, recuperó el Salón de Otoño. El certamen regresaba con la misma voluntad de descubrir jóvenes talentos de la pintura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *